miércoles, 19 de diciembre de 2012

Aumenta el trastorno de personalidad en España


Un total de 85 psiquiatras acudieron al congreso en Nigrán

Profesionales del mundo de la psiquiatría advirtieron en un congreso celebrado en el Pazo da Touza de Nigrán del aumento de los suicidios en pacientes con trastornos de personalidad (TP). Según explicó el Dr Leonelo Forti, organizador y coordinador del evento, en los últimos 10 años los TP han ascendido en prevalencia ocupando actualmente el tercer puesto en patologías mentales.

La jornada utilizó el suicidio como eje vertebral para estructurar las ponencias. El evento de carácter formativo fue celebrado gracias al Foro Gallego para el Estudio de la Personalidad (FGEP), en colaboración con la Asociación Gallega de Psiquiatría, la Sociedad Española para el Estudio de los Trastornos de Personalidad y el Ayuntamiento de Nigrán desarrollándose a través de un monográfico impartido por profesionales miembros del Foro Gallego y un taller guiado por el Dr. Franciso Javier Alberdi Olano, especialista español afincado en Dinamarca y responsable de una unidad de suicidio en dicho país. 

El monográfico, de dos horas de duración, marcó como tema principal el manejo práctico de situaciones críticas de los trastornos de personalidad (TP) de clúster B que son los que están caracterizados por la impulsividad y la estabilidad emocional que pueden llegar afectar a familiares, seres cercanos y a contextos cotidianos del enfermo pudiendo desembocar en conductas anómalas y con riesgo de suicidio, explicó el Dr Forti. El taller de ocho horas de duración se centró en la terapia basada en la mentalización (MBT) una psicoterapia específica basada para los trastornos de personalidad del clúster B. El Dr. Alberdi, docente en Dinamarca y ponente en esta parte del congreso explicó que los trastornos de personalidad límite tienen una prevalencia de entre un uno y dos por ciento, con un índice de suicidio superior a un 10%. Se caracterizan por ser pacientes con una identidad inestable, impulsivos, con tormentas afectivas muy intensas, hipersensibles al abandono y con una muy baja tolerancia a la frustración, lo que les lleva a tener relaciones personales tormentosas, incapacidad de mantener relaciones personales como profesionales en el tiempo, y con consecuencias fatales, como severos intentos de suicidios.

Artículo extraído de: http://www.atlantico.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario