miércoles, 12 de diciembre de 2012

Crecimiento Post-traumático


La palabra trauma, referida a un trauma psicológico, se suele asociar al Trastorno Por Estrés Post-traumático y, desde luego, a algo negativo que genera depresión, ansiedad, e incluso enfermedades orgánicas. También se ha estudiado durante décadas la llamada resiliencia, la capacidad de superar la adversidad y volver a un funcionamiento normal. Pero lo que es relativamente más nuevo, en la Psicología oficial ( no así en la psicología popular), es el concepto de que el trauma pueda conducir a un crecimiento, a una maduración como persona. El crecimiento post-traumático se refiere a los posibles beneficios de un estrés grave. La llamada “hipótesis de la adversidad” dice que la gente necesita adversidades, problemas, o incluso traumas, para llegar a los máximos niveles de fortaleza y desarrollo personal  ( un poco lo que decía Nietzsche de que lo que no nos mata nos hace más fuertes). Aunque esto es una exageración, y no es así la mayoría de las veces, puede que esta hipótesis tenga algo de verdad....

 " Los psicólogos que hablan de estas cosas no proponen que haya que celebrar ni buscar el sufrimiento, por supuesto. No hay que minimizar el dolor y el miedo que un diagnóstico de cáncer, una pérdida, o cualquier otro trauma puede generar. Lo que dicen es que el sufrimiento no es siempre malo, o únicamente malo, que puede haber algo bueno mezclado con lo malo, y que aquellos que lo encuentran hallan algo muy valioso: una llave al desarrollo moral y espiritual..."


No hay comentarios:

Publicar un comentario