sábado, 22 de diciembre de 2012

Psicópatas y antisociales


No cabe duda que los psicópatas son personajes mediáticos cuyas “hazañas” ocupan gran parte de las noticias orales y escritas, debe ser por eso que al filo de la noticia se cometen con frecuencia banalizaciones y sobrevaloraciones del termino psicopatía, una banalización que corre paralela a la idea de que estamos rodeados de ellos y que con cierta impunidad los psicópatas de hoy están en la política o en la empresa.

De ahi a decir que todos los politicos o los empresarios son psicópatas hay un paso. En realidad ese paso ya se ha dado y en las redes corren como la pólvora noticias y articulos destinados a iluminar esta idea.

En realidad no es posible que existan tantos psicópatas en la vida pública española, pues los psicópatas son una población pequeña, un 1% de la población general según Hare que es el que más sabe de esta cuestión -desde el punto de vista clinico- y es más frecuente en hombres que en mujeres. Pero no es psicópata quien quiere sino quien puede. Dicho de otro modo: el psicópata nace y comienza a manifestarse hacia los 3-5 años.

Lo cierto es que el termino psicopatía es bastante confuso. La primera confusión procede de la indiferenciación de dos categorías: la de personalidad antisocial y la de psicopatía.

La personalidad antisocial o sociopatía es el término psiquiátrico ortodoxo que ha sufrido, por cierto muchas criticas por su universal solapamiento con la delincuencia de bajo nivel y los entornos deprivados. Pareciera que en esta etiqueta cabe cualquier persona que cometa un delito, lo que de alguna manera invalida esta categoria. Pues si todos los que cometen delitos son personalidades antisociales es obvio que el tópico esta describiendo una realidad jurídica mas que psiquiátrica.

Lo que dice el libro de Hare es que los antisociales son una población bien distinta de los psicópatas. Para empezar los antisociales parecen muy dependientes de factores ambientales, pertenecen a familias desestructuradas, donde la pobreza, la deprivación y la marginalidad aparecen en primer plano. Por contra los psicópatas pertenecen a familias medias o medio-altas y comienzan a manifestar sus primeros síntomas ya en la infancia, usualmente mediante el maltrato de animales o la irresponsabilidad o vandalismo.

Aunque la psicopatía tiene una suficiente base empirica lo cierto es que aun no se encuentra codificada ni siquiera en los manuales diagnósticos y existe hasta una dificultad descriptiva. Se trata de una patata caliente para la psiquiatría ¿Qué es un psicópata?

La primera cuestión que se me ocurre es decir que un psicópata es un amoral, es decir una persona que desprecia los códigos morales de su tiempo y de su comunidad, pero de ninguna manera sería positivo describir las psicopatías atendiendo a los extremos: los casos de crimenes mediáticos como el del noruego Breivick que son efectivamente crimenes psicopáticos pero que pertenecen a casos extremos, la mayor parte de los psicópatas no son necesariamante violentos ni cometen crimenes abyectos como nos acostumbran a pensar desde la literatura o el cine.

Si atendemos al termino amoral caeríamos en un error llamativo. ¿Pues qué es moral? Bien, todos tenemos un punto de vista bastante intuitivo sobre la moral y es por eso que nos indignamos cuando alguien mete la mano en el cajón, esos politicos que cobran comisiones por algo publico o los que se enriquecen sin dar chapa gracias a un pelotazo ¿Pero son psicópatas estas personas tan abundantes en nuestro entorno?


No hay comentarios:

Publicar un comentario