jueves, 6 de diciembre de 2012

Vivienda: Opciones para personas con un trastorno mental severo



El tener un trastorno mental severo puede traer una serie de problemas asociados, siendo uno de ellos la dificultad por tener una vivienda, ya sea para poder mantener económicamente una vivienda como para poder organizar y llevar una casa por si solo, en el caso de que la persona no tenga familia u otro tipo de ayuda.

El derecho a una vivienda digna es una de las necesidades más básicas que puede tener una persona y, a pesar de las múltiples críticas que recibe sobre su auténtico cumplimiento, así esta recogido en la Constitución Española de 1978.

Sin embargo todos sabemos que poder vivir de forma autónoma e independiente conlleva una serie de destrezas y capacidades bastante avanzadas. Por un lado, si no se dispone de un piso en propiedad, se trata de un gasto económico muy importante, que bien puede superar el salario básico de una persona, y por otro requiere una organización, mantenimiento, tramites, limpieza, control de gastos... para los que no todas las personas están preparadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario