miércoles, 9 de enero de 2013

Las exigencias y el cansancio agotan la capacidad de autocontrol de nuestro cerebro


Nse. Marita Castro

Todos en alguna oportunidad hemos perdido el control, pero si somos realmente sinceros deberíamos reconocer que son muchas y no pocas las veces que esto nos sucedió.


Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Iowa (EE.UU.), descubrieron qué es lo que ocurre en nuestro cerebro cuando perdemos la capacidad de autocontrol.

Nuestra UCCM (Unidad Cuerpo Cerebro Mente) es la misma de hace miles de años atrás, preparada para sobrevivir en la sabana africana, donde reaccionar era garantía de estar vivo, en cambio reflexionar y pensar podía resultar en ser el alimento de un depredador.

Diversos estudios entre los que se encuentran los del Dr. William Hedgcock, han presentado que el autocontrol es un recurso finito, debido al alto consumo que significa para el cerebro. Por ello si durante el día tenemos muchas situaciones que exigen su aplicación, es común que nos cueste e incluso no logremos actuar calmos en circunstancias que lo requieran.


Esta nueva investigación realizada en la Universidad de Iowa y publicada en la revista Journal of Consumer Psychology, fue liderada por Hedgcock y sus colaboradores, quienes se ocuparon de escanear a través de resonancia magnética funcional, los cerebros de un cierto número de voluntarios mientras realizaban tareas de autocontrol.



No hay comentarios:

Publicar un comentario