martes, 15 de enero de 2013

Lo que los padres pueden hacer cuando sus hijos adolescentes con TLP “explotan”.


En la adolescencia las rabietas pueden ser motivo de una grave alteración de la convivencia familiar.


Generalmente los padres se preocupan demasiado cuando un niño de dos años tiene una rabieta. A esa edad, los niños tienen un sentido de lo que quieren, pero no saben las palabras para solicitarlo.
Sin embargo, en la adolescencia, las rabietas, también llamados episodios de rabia, pueden ser motivo de una grave alteración de la convivencia familiar. Los episodios de rabia pueden aterrorizar a una familia y llevarlos hasta el punto de agotamiento extremo. Algunos adolescentes con TLP dicen que no recuerdan lo que sucedió durante el ataque de rabia pero se sienten extrañamente tranquilos después de los episodios. La familia, sin embargo, raramente siente una sensación de calma. Aunque muchas veces los adolescentes y padres dicen que la erupción surgió de la nada, los adolescentes a menudo reconocen que hubo un desarrollo gradual de la irritabilidad, y que cuando se activa por un conflicto interpersonal, tiene lugar una erupción de ira.


No hay comentarios:

Publicar un comentario