martes, 2 de julio de 2013

Dentro de estas cuatro paredes hemos revelado nuestros miedos....



PORQUE EL FINAL ES DONDE EMPEZAMOS......

He contado todos estos meses, que hasta ahora parecían una eternidad, y al llegar al final del camino me da la sensación de que se me escapan, sin darme cuenta, todos los recuerdos que me gustaría guardar en mi memoria, tanto buenos como no tan buenos.

Dentro de estas cuatro paredes hemos revelado nuestros miedos, inseguridades, sentimientos, e incluso nuestras cosas mas intimas.
Pero ya me puedo dar con un canto en los dientes. Creo que esta terapia es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida.

Volver a encontrarme con Victor, ha sido una maravillosa sorpresa, y creo sinceramente que aunque se me da muy bien enmascarar mis problemas, que el trabajo que se ha realizado en esta habitación me ayudara en el futuro porque yo realmente quiero la ayuda.
Espero volver a encontrarme contigo, Victor, y contigo Dani, por supuesto, dentro de unos cuantos años y contaros que, tal vez, he encontrado mi camino…

No quiero dejar nada en el tintero, así que empezare por decir que estaré eternamente agradecida a 
ALAI -TP por hacer que ciertas personas se hayan cruzado en mi vida. Por hacerme creer que hay gente que entiende y ayuda, que esta al otro lado del teléfono en los malos momentos y por supuesto en los buenos. Dar las gracias por los consejos, la sinceridad, las interminables tardes de café que tan bien sientan después  de una dura semana.

El poder mirar enfrente tuyo mientras alguien cuenta su historia y decir “se que todo saldrá bien”, porque lo sabes, sabes que somos fuertes y que vamos a superarlo, porque hemos llegado hasta aquí y porque merece la pena, porque nosotras si merecemos la pena.

He aprendido de todas un poquito y quizás con el tiempo aprenda a ser mas valiente gracias a eso: he aprendido que el poder de una madre lo vale todo, todo lo supera; que el miedo a cualquier cosa puede perderse poco a poco con el tiempo y con el cariño de los que te quieren; y también que si te quieres a ti misma ya tienes casi todo ganado.

Desde luego que echare de menos no venir a terapia cada viernes a las 5 de la tarde, pero la vida te regala su propia terapia cada día y yo espero aprender de ella lo mejor que pueda con las herramientas que mis dos psicólogos favoritos me han dado para trabajarla.
Gracias por todo.

Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario