martes, 2 de julio de 2013

Los Medios de Comunicación dañan y los Números del Estigma "cantan"!


Hay recuerdos que motivan cada día más, recuerdo en 2007 cuando se propuso donde trabajo (Unidad de Media y Larga Estancia), elaborar una Línea de Intervención Comunitaria contra el estigma/ autoestigma. 
Recuerdo la desesperada búsqueda de información sin resultados realistas a nivel práctico, recuerdo muy bien las reuniones con el inexperto (me incluyo) grupo de trabajo, recuerdo reflexiones de carácter bio-psico-social en tertulias casi diarias que intentaba mantener con profesionales especialistas de Salud Mental.
Es cuando evidencié que la 1ª línea de lucha contra el estigma comienza en los que se supone (me incluyo) que deben ser los expertos en el tema, o por lo menos deben (o no) ser los principales defensores contra esta injusticia. Comprendía una cierta apatía y falta de pasión, gran desconocimiento, cierta incredulidad, una sensación de pérdida de tiempo y opiniones con más tendencia "bio" que "psico", pero SI sorprendía una alarmante ignorancia en temática y repercusión social.


Recuerdo comentarios como: "El estigma es un invento de la psicología y de los hippies de la psiquiatría", "El estigma es una excusa y puro victimismo de los pacientes para evitar responsabilidades en la creación de un proyecto de vida", "El estigma no es un problema médico, no es medible, no es un síntoma de la enfermedad, es consecuencia de opción y afrontamiento personal donde poco podemos hacer", "Estamos exagerando, no podemos forzar a nadie a autoafirmarse, ni animar a la creación de activistas antipsiquiatría".

Es cierto que hemos avanzado, cada vez hay menos que piensan así, después de todo, todos formamos parte de esta sociedad, incluso ellos también son estigmatizados, asumamos este tipo de pensamientos, eso si, pero que no sean "Un Muro" para los que no pensamos igual. Además, ¿y si funciona?, seguro que ellos pueden ser los primeros que querrán salir en la foto o participar en cualquier otra campaña políticamente correcta.


Las medidas (no son síntomas de la enfermedad) concretas publicadas referentes y específicas de la salud mental sobre el estigma se basan en aspectos de:


- Distanciamiento social o predisposición para la interacción personal,
- El empleo de las diferenciales semánticos o la tendencia a relacionar la etiqueta que define el grupo estigmatizado con determinados atributos negativos,
- Autoritarismo, restrictividad, benevolencia, paternalismo, etc.
- Reacciones emocionales (tristeza, vergüenza, baja autoestima, temor, miedo, irritabilidad),
- Desvalorización y rechazo, 
- Las experiencias de discriminación,
- Las estrategias de manejo (evitación, minimización, ocultación).
Todas ellas son tanto para las personas directamente afectadas como de sus familiares y profesionales - Servicios de la Salud Mental. 

Esencial es comprender que el estigma es complejo y afecta de manera transversal a TODAS las áreas de la persona, y que la filosofía del "Empoderamiento o Empowerment" (autogestión de tu vida) es una de las mayores herramientas para combatirlo.

No podemos negar la evidencia, los números del estigma "cantan" en nuestra contra, según denuncia un reciente informe elaborado por la Mesa del Tercer Sector Social de Cataluña, Estereotipos y prejuicios estigmatizan y discriminan a las personas que padecen algún trastorno mental, que se ven a menudo abocadas a la exclusión social por "actitudes y comportamientos muy negativos hacia ellas".


El informe, titulado "Estrategias de lucha contra el estigma en salud mental", recopila algunos datos de estudios que reflejan cómo "las personas con problemas de salud mental están sometidas al estigma y la discriminación sobre una base diaria y les puede afectar a todos los aspectos de la vida". 
Así, explica que un 70 % de las personas con esquizofrenia diagnosticada no tienen empleo y casi la mitad han confesado haber sufrido discriminación en la búsqueda o mantenimiento de un puesto de trabajo. 

El informe también hace referencia a que las personas con problemas de salud mental son 11 veces más propensas a ser víctimas de delitos violentos y 140 veces más propensas a ser víctimas de un robo.

Otros estudios citados en el informe señalan que un 71 % de los enfermos mentales declaran haber sufrido alguna forma de victimización en los dos últimos años, las más frecuentes intimidaciones(41 %), robos (34 %), acoso sexual (27 %), agresiones físicas (22 %) o agresiones sexuales (10 %).
Además, un 36 % de ellos no denunció el delito porque tenían miedo a no ser creídos por su problema mental.

El informe detalla que en los países desarrollados, entre un 35 % y un 50 % de las personas con trastornos de salud mental graves no reciben el tratamiento necesario. 

El dossier denuncia que las personas con problemas de salud mental experimentan rechazo y aislamiento y discriminación, sobre todo en el ámbito laboral, en las relaciones sociales -fundamentalmente con amigos y pareja- e incluso en la comunidad.

Es más -añade el estudio- a menudo sus relaciones sociales se limitan a otras personas con su mismo problema, por lo que se genera un cierto fenómeno de "guetización" que perpetua el aislamiento social, lo que dificulta notablemente su integración social. 

Los pacientes estigmatizados, además, viven su drama en silencio. “El paciente introyecta lo mismo que la sociedad ha impuesto” (Aristizábal). El estudio advierte de que otro de los efectos del estigma es el autoestigma, es decir, la asunción por parte de muchas personas con problemas de salud mental de los estereotipos, prejuicios y conductas negativas hacia ellos.

El informe hace un breve repaso de la evolución histórica de las actitudes sociales hacia las personas con problemas mentales y afirma que una de las claves que ayudan a entender la persistencia de los estereotipos asociados a las personas con problemas de salud mental residen en el papel de los medios de comunicación. 
Se estima que la población recibe el 90 % de la información sobre salud mental a través de los medios de comunicación, que, según el estudio, se interesan poco por este problema. Según un estudio hecho en la Comunidad de Madrid, "sólo una de cada 1.800 noticiasestaba relacionada con trastornos de salud mental graves" y además un 51 % de las veces que se habla de salud mental es para relacionarla con la violencia.

Enlace: http://alaitp.blogspot.com.es/2013/07/los-medios-de-comunicacion-danan-y-los.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario