martes, 27 de agosto de 2013

¿ Qué es COMPRENDER ?

gadamer

 " La incomprensión es pues un problema de falta de inteligencia...
La inteligencia se manifiesta en la tolerancia..."


Las tres dimensiones del comprender.-

Comprender es aquello que cae y sucede (acaece) dentro del campo tridimensional que configuran la inteligencia, la experiencia y la instrucción. Comprender es como decia Gadamer un acto de interpretación.

Conocer es interpretar. Y para interpretar necesitamos de la ayuda de una herramienta simbólica: el lenguaje, sin lenguaje habría una comprensión primitiva, ligada a la supervivencia y a la detección de amenazas, pero no una comprensión de la alteridad o de un fenómeno complejo. Es a través del lenguaje como utilizamos los marcajes, las etiquetas y las guías que nos permiten comprender algo.

Pero no debemos confundir interpretar algo con recordar algo que nos aconteció en el pasado. Cuando echamos mano de nuestra experiencia a fin de interpretar algo nuevo nos encontraremos con la paradoja de creer haber comprendido algo sin haber comprendido nada.

¿Qué queremos decir cuando afirmamos que hemos comprendido algo? ¿Qué queremos decir cuando sentimos que nos comprenden?

Lo que queremos decir es que compartimos o no esa matriz triangular que configuran ciertos lugares comunes, un plano de definición. De estos lugares comunes de los que cierran el campo de la comprensión, hay dos sobrevalorados: la experiencia y la instrucción (adquiridos) y uno infravalorado: la inteligencia (innata).

La inteligencia es probablemente una de las funciones mentales más abandonadas por la ciencia y la psicología. Pocas personas se interesan por la inteligencia a pesar de la evidencia, intuitiva y automática que tenemos para detectar a aquellos que tienen una menor o mayor inteligencia que nosotros mismos. La decadencia del valor atribuido a la inteligencia está provocada por la preeminencia de un ideal ilustrado: el de la igualdad. Si todos somos (debemos ser) iguales entonces la inteligencia debe ser igual para todos. Y si no es asi, entonces debe ser por falta de instrucción. La falacia moralista.

Es verdad que la falta de instrucción ( o una instrucción equivocada) puede malograr una inteligencia lúcida, como tambien es verdad que los problemas emocionales pueden obstruirla. Pero no deja de ser también verdad que atribuir a todo el mundo (a los niños en la escuela) la misma inteligencia puede causar y causa de hecho muchos problemas emocionales y sobre todo derrotas académicas, casi tanto como la nostalgia hace mella en criaturas que tanto prometían.

Los enemigos de la comprensión son fundamentalmente tres: la brecha de la inteligencia, las creencias estereotipadas y el particularismo.

Lo curioso de la inteligencia alta es que puedes descender de nivel a fin de comprender algo que le sucede a alguien de inteligencia baja (hasta cierto punto), pero el que tiene una inteligencia baja no comprenderá al de una inteligencia más alta y tenderá a construir estereotipos a fin de construir una causalidad en términos comprensibles.  Somos máquinas causales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario