sábado, 12 de octubre de 2013

" Porque la vida hay que vivirla sonriendo y ellos conocen mil veces mejor el valor de la risa."



Mi padre, que me ha criado a base de refranes y frases hechas, siempre me decía que había una primera vez para todo, para todo lo que quieras vivir, claro. También hay experiencias que no vives porque te nace vivirlas, sino que las experimentas porque te invitan a ello y eso me pasó a mí la primera vez que pisé el   TALLER DE TEATRO de ALAI-TP en Castellón.

“¿Te vienes al taller de arteterapia a contar chistes? Seguro que a los chicos les encantas.” 
Me dijeron, y me sentí incapaz de decir que no, pero al mismo tiempo tenía miedo. Supongo que desde una perspectiva no profesional e ignorante se le suele tener miedo a lo desconocido. Y eso era para mí: algo nuevo, desconocido.Y además con personas afectadas por Trastornos Mentales que desconozco. 
Pero me decidí a ir, a ver qué pasaba y a ver cómo yo, una filóloga adicta al humor, podría llegar a ayudar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario