jueves, 24 de julio de 2014

" Hay Estigma por parte de los médicos, que no entienden el gasto en Psiquiatría "


La AEFTP siempre presente en estos Proyectos :



P. Se trata de una propuesta que tiene cabida en la Estrategia de Salud Mental del SNS y usted ha sido el encargado de plantearlo a petición del ministerio.
R. Sí, claro, es que es algo factible. Lo que no es factible es montar unidades residenciales o pisos tutelados porque eso es muy caro. Por eso, al conocer nuestra experiencia, desde el Ministerio de Sanidad me preguntaron que si sería exportable a otras comunidades autónomas y sí, es totalmente exportable. Lo que sí se necesita es un equipo especializado que tiene que tener un vínculo fuerte con ellos, aunque estén a dos kilómetros, ya que la base del tratamiento del TLP es el establecimiento de un vínculo de confianza. Una vez que estableces ese vínculo, puedes tener a estos chicos en un piso.
P. ¿Son necesarias más unidades especializadas dentro del sistema?
R. Sí, porque el TLP, aunque todavía hay un cierto debate sobre ello, no funciona como otros trastornos mentales. Cuando aplicamos los esquemas de relación que aplicábamos a los pacientes de día, fundamentalmente psicóticos o depresivos crónicos, no funcionan con el TLP, no consiguen vinculación, que es precisamente el problema del TLP. En los años que llevamos con la Unidad, hemos aprendido que estos pacientes tienen dinámicas diferentes y que, si se aplican, se establece un vinculo que, si se crea, consigue que la cosa vaya bien.
P. ¿Se da suficiente protagonismo a las enfermedades mentales?
R. Se han hecho muchas cosas. El tratamiento, los recursos que se aplican y la importancia que se le da es mayor que hace 20 años. Ahora se toma en serio como especialidad en medicina gracias a los avances en investigación y a la política social de la enfermedad. Pero esto no quiere decir que ya sea una especialidad como las otras, ya que políticos y gestores siguen viéndola como una especialidad de carga, de pacientes problemáticos y muy crónicos. Hay estigma por parte de los propios médicos de otras especialidades, que no entienden que se haga gasto en psiquiatría cuando hay otras patologías más mortales, y también por parte de los gestores y de la propia población. Tienen protagonismo, pero no es un protagonismo sano, el protagonismo que merecería como un problema grave para los enfermos que crea disfunción y mucho gasto sanitario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario